Extración de lunares

Conocidos médicamente como nevos, son racimos de células pigmentadas que aparecen como manchas pequeñas y oscuras en la piel, y cuyo tamaño y color varían. Normalmente, los lunares aparecen en el rostro, los brazos, las piernas y el dorso, pero pueden desarrollarse en cualquier otro lugar del cuerpo.

Aunque la mayoría de los lunares cutáneos son inofensivos, en casos aislados pueden convertirse en precancerosos, y será necesario extirparlos quirúrgicamente. Algunos pacientes optan por extraer también los lunares benignos por motivos estéticos, para lo que se utiliza la extracción con láser o natural.



Consulta Ahora